Avisar de contenido inadecuado

relato erotico- Mi pequeño vecino

{
}

  

Estaba en la ducha cuando escuché el timbre de la puerta.
Respiré al recordar que no estaba sola en casa y escuchar como mi hermano
respondía. Eran mis vecinos, un niño de 14 años y la cría que pronto cumpliría
los 12. Cuando ya estaba saliendo de la ducha, mi hermano vociferó que se iban a
sacar al perro. Yo me quedé mucho más tranquila, podía prepararme sin pensar en
que los chicos podían abrir mi habitación y pillarme como mi madre me había
traído al mundo. Así que cuando oí que la puerta de la calle se había cerrado,
salí del baño dirigiéndome a mi habitación. Me sequé más profundamente y como
tengo la piel ligeramente seca empecé a hidratarla, una suave crema que era
fácil de extender, cosa que me encantaba, porque yo misma me masajeaba
sutilmente. Cuando quise darme cuenta, tenía a mi vecino mirándome, me asusté y
cogí la toalla todo lo rápido que podía para taparme. El chico estaba serio pero
no pude evitar el preguntarle

 

-¡¡Pero tu no te habías ido a pasear el perro??

 

y muy tranquilo contesto



-No, se han ido nuestros hermanos, nosotros ahora estamos solos en casa

-Anda, ves a ver la tele y déjame vestir tranquila

-Me gusta mas esta imagen

-Marcos, por favor. Que ya no eres un crío

-Y tu ya eres lo suficiente mayor como para sacarme de un
apuro

-A que apuro te refieres??

-Mis amigos de baloncesto, que dicen que no he visto nunca
unas tetas y se ríen de mí

-Bueno, pero cielo, tu tienes 14 años, ya tendrás tiempo de
verlas

-Si, pero tu con mi edad, no habías visto ya alguna polla??

-Marcos!!

-Qué? Yo sólo pregunto, que tu me llevas ocho años, algo
tendrás que opinar, no?

-Venga, va, ves a ver la tele

-Pero es que si no veo unas tetas se reirán otra vez de mi

-Pues diles que las has visto y ya está

-Pero eso sería mentirles y se me nota mucho cuando miento y
se reirán de mí

-Cielo, que esto no es ético, que no puede ser

Me doy la vuelta para cerrar la crema y cuando voy a mirar
hacia la puerta ya está delante de mí, tan asombrada me quedo que no puedo
reaccionar, ya que rápidamente pone su mano sobre la toalla y la quita,
consiguiendo ver al fin mis preciadas tetas. Me gusta ver sus ojos pidiendo más
así que le digo: ?Y tus amigos no te han dicho que verlas sin tocar es como
verlas en una revista?? El me mira, parece asustado, no sabe que hacer y yo
pienso, qué más da, si saco al chico de un apuro y así no seré yo misma quién me
las toque. Agarro una de sus manos y tranquilamente, la poso sobre mi teta
izquierda. El sigue mirándome a los ojos, temeroso, así que sonrío y le digo que
no tenga miedo, pero sigue sin reaccionar. Pongo mi mano sobre la suya y hago
que presione mi seno. Su paquete se está emocionando y me gusta la sensación, me
siento

mal, porque es un crío, pero sólo de ver la cara que pone...

 

Cuando noto que hace más presión que la que yo le marco,
quito mi mano y la pongo sobre su cintura, todavía está asustado y eso hace que
quiera continuar con esas clases prácticas. El niño, aunque con miedo, ya no
está tan parado, ha acercado su mano hasta mi cintura para pasarla suavemente
sobre mi culo, con lo que sutilmente voy acercando mi cuerpo al suyo. Me gusta,
por una vez, ser la profesora de sexo y notar cuales son los resultados. El
juguete del chico ya está duro y enriquece mis planes, ya que lleva un pantalón
fino. Comienzo a mover mis caderas de tal forma que él quiera buscar el cobijo
para su pene y entonces me presiona contra él. Es la reacción que yo esperaba,
así que yo también le acaricio el culo mientras intento bajarle los pantalones.
Me ayuda a hacerlo, casi tiene más ganas que yo. Ya tiene los pantalones lo
suficientemente bajados como para sacar su verga y acariciarla.

Mi querido vecino ya está apunto, así que de un golpe, doy un
giro para sentarme sobre el escritorio, mi alumno se queda quieto, parece que
crea que todo a terminado, lo miro sonriendo y haciendo un gesto para que se
acerque, lo pongo entre mis piernas y empezamos a besarnos. El me está tocando
los muslos, parece ser que las películas que ha visto ya le han enseñado
bastante. Así que sin más esperas, saco un poco mi cuerpo y le agarro con mis
piernas. Estoy en posición y él parece que no sabe como atinar. Yo no quiero
quedarme con las ganas, así que con una de mis manos, le guio para que encuentre
el lugar. La meto un poco, el quiere más, pero la saco y vuelvo a introducirla
un poco más que la vez anterior, con un gesto vuelvo a sacarla y el intentar
meterla, aunque no lo consigue, le sugiero que no tenga prisa y que ella sola
entrará, asi que más tranquilo, vuelve a intentarlo y la mete, solo un poco ya
que vuelvo a castigarlo haciendo que se salga. Me gusta hacerle sufrir en ese
aspecto y en esta posición, yo soy quien manda. Dejo que vuelva a hacerlo y noto
como le gusta esa sensación, así que comienzo a subir y bajar y a mover
sigilosamente mi cintura. Me mira a los ojos y solo dice ya cuando en el mismo
momento me ha llenado entera. Tiene cara de placer, pero a la vez de
preocupación.

-Tranquilo cariño, estoy con la píldora y no llego a estar
ovulando, no hay problema

En ese momento, su preocupación desaparece y es cuando le
propongo que el me haga sentir lo mismo que yo a él. Mira su polla,

-no responde. Vuelvo a sonreírle,

-Cielo, hay muchas formas de hacerme sentir lo mismo sin
necesidad de que ella funcione. Que te apatecería hacerme??



-comerte entera

-soy toda tuya

Comienza a besarme el cuello, los pechos, la cintura, y
cuando llega a las ingles me mira, sonrie y sin pensarlo dos veces comienza a
lamer mi tesoro. Me gusta como lo hace, es inexperto, juega con su lengua, me
está haciendo disfrutar mucho. Mi joven amante descubre que tengo un orificio
con el que, si mete su lengua en él, yo me excito, así que comienza a hacerlo de
forma repetida y vuelva a besármelo todo.

 

No aguanto más y me corro. Se asombra de ver mis líquidos
pero al ver mi expresión queda contento. Es entonces cuando reacciono y le digo
que nuestros hermanos deben de estar a punto de volver, le pido que se arregle y
se vaya a ver la television, lo que muy obedientemente, hace mientras sonrie. Yo
termino de prepararme, así que voy al salón y me siendo junto a Marcos.

-Crees que esto valdrá para que tus amigos de baloncesto no
se rian más de ti??,

-Espero que sí, sino volveré a por más

-Estaré encantada de ayudarte pero, cielo, ni palabra a nade
que tu eres menor y se me caería el pelo

-Ni una palabra de qué, si yo solo he estado viendo la tele

-Me quitas un peso de encima Pone su mano sobre mi pierna

-Marcos, por hoy ha sido suficiente

-Pero si seguimos solos, en cuanto oiga la puerta me paro

-Que no Marcos

Cuando me descuido, tengo su mano sobre mi pecho, lo miro y
sonrie, me está acariciando de tal forma que dejo que continúe mientras deseo
complacerlo, así que dirijo mi mano sobre su pantalón. Mientras nos acariciamos,
se oye la puerta, quitamos las manos rapidamente y le paso el cojín, estaba otra
vez tieso y había que disimularlo. Después me sentí culpable, yo con 22 jugando
con un chico de 14, pero aunque solo sea por el placer que me hizo sentir, creo
que mereció la pena.

{
}
{
}

Comentarios relato erotico- Mi pequeño vecino

Hmm lindo relato, me encanto, muchos besos, preciosa!
Salva Salva 25/01/2011 a las 19:25
me encanto amia pero te dejo un consejo cada dia se viven nuevas emociones asi que de nada que te adelantes ante lo k va avenir 
fuistes afortunada ...... y cuenta conmigo
elvis elvis 05/03/2011 a las 04:14
Linda, tienes mucha capacidad para escribir de manera que puedes , ( y conmigo lo has conseguido), llegar a hacer sentir ésa agradable sensación previa al juego del amor que estalla en un orgasmo.....sigue
Javier Javier 17/08/2011 a las 02:13
Me encanto el relato... mas sobre el tema!
xio xio 17/05/2012 a las 22:07
Excelente historia, te imaginaba y me sentía como el vecino protagonista, muy buena fantasía!
lanz lanz 23/09/2013 a las 20:44
Buen relato ágregame para hablar
bermudez bermudez 15/07/2014 a las 19:37

Deja tu comentario relato erotico- Mi pequeño vecino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre